12 abr. 2012

Salteado de berenjena y champiñón …


Hoy os traigo una receta sencilla.

Surgió uno de esos días que no sabes qué hacer para cenar y que sin querer complicarte te apetece algo distinto.

Después de estar contemplando durante un buen rato el frigorífico, como si de repente alguien te fuera a hablar y te dijera haz esto, saqué la berenjena y los champiñones en principio con idea de hacer un revuelto. Pero cuando ya tenía la berenjena en la sartén y mientras terminaba de preparar el champiñón saqué el jamón con intención de sustituir el revuelto por un salteado de verduras con jamón.

Y así fue, pero justo en el último momento cuando ya tenía el salteado en la cazuelitas de barro dije, y por qué no le pongo un poco de queso de cabra y lo fundo un poco, y dicho y hecho.

Esta es la historia de este sencillo plato, que salió de un no sé qué hacer y se convirtió en una excelente cena.

Plato apto para intolerantes a la lactosa, celíacos y vegetarianos si prescindimos del jamón serrano.
Ingredientes:

1 berenjena grande – 100 gr de champiñón – 75 gr de jamón serrano en tacos pequeños – queso rulo de cabra – sal – pimienta – AOVE

Preparación:

Limpiamos bien la berenjena y la cortamos en cubos de aproximadamente un 1 cm, seguidamente cortamos el tronco de los champiñones y los limpiamos bien de toda la tierra con papel de cocina y los cortamos del mismo modo que la berenjena.

Colocamos una sartén al fuego y le añadimos 3 cucharadas de AOVE, cuando esté caliente agregamos la berenjena, salpimentamos y mezclamos bien. Dejamos que se vaya pochando a fuego medio removiendo de vez en cuando.

Cuando veamos que la berenjena empieza a cambiar de color y está blandita añadimos el jamón y los champiñones, rectificamos de sal y dejamos que se vaya haciendo lentamente. Aproximadamente unos 10 minutos, ya que los champiñones se hacen enseguida.

Retiramos del fuego y colocamos en cazuelitas de barro. Cortamos tres rodajas de queso de cabra, a las que quitaremos la parte blanca, por cazuelita y con un soplete de cocina aplicamos calor sobre cada rodaja de queso hasta que veamos que coge este color tostado.


Servimos acompañado de una buenas tostadas de pan, en mi caso de centeno, y de un buen vino tinto.


Como veis una receta sencilla.

Aclaraciones/notas:

Si no disponéis de soplete gratinar unos minutos en el microondas.

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

9 comentarios:

  1. me lo llevo para la cena.....que pinta ¡¡. besicos

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que os guste Marisa y Lolines, la verdad es que resulta una buena cena y oye en un plis, plas hecha ;)

    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Mira que bien, ya me has dado una idea además de para una cena original, para utilizar el soplete que no se que hacer con el, jeje. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose,

      A mí me pasaba lo mismo, lo tengo hace tiempo y le he dado muy poco uso, así que por eso pensé en usarlo en esta receta.

      Besos,

      Eliminar
  4. Que rica cena, me la llevo, bss.Sefa

    ResponderEliminar
  5. Me gusta, aunque yo quito el jamon. Besos y me quedo como seguida de tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leila,

      Sin jamón está buenísimo también. Gracias por pasarte por mi cocina.

      Besos,

      Eliminar