28 oct. 2014

BOLLOS DE HAMBURGUESA CON PARMESANO


Esta vez os dejo una receta de unos bollos de hamburguesa que os van a encantar por lo sencillos de hacer y por el resultado, ya que conseguimos unos bollos muy tiernos.

Hacía ya tiempo que no me metía en harina, creo que desde Julio no había vuelto a hacer pan. Problemas de salud me han impedido andar por la cocina todo lo que yo quisiera y mucho menos ponerme a hacer pan. Pensando en una receta que quería hacer y ya bastante recuperada me apeteció hacer yo los bollos y no comprarlos, para volver a amasar y disfrutar con mis panes de siempre tendré que esperar un poco más pero, todo llegará.

Si sois unos entusiastas del pan, tanto si ya tenéis experiencia como si estáis empezando, probar con esta receta porque merece la pena hacer estos bollos de hamburguesa caseros. El amasado es con amasadora, en mi caso tengo la K-Mix de Kenwood pero os vale cualquier modelo.

Vamos con la receta.

Ingredientes (13 bollos):

500 gr de harina de fuerza - 230 gr de agua mineral - 1 huevo mediano - 40 gr de mantequilla en pomada + 20 gr derretida para pintarlos - 30 gr de azúcar - 8 gr de sal - 8 gr de levadura fresca - parmesano rallado al gusto

Preparación:

Para realizar esta receta vamos a utilizar la amasadora, para lo cual añadimos todos los ingredientes en la cubeta de la misma. Amasamos a velocidad suave (2 en mi caso) hasta integrar todos los ingredientes, unos tres minutos. Para terminar el amasado y conseguir desarrollar un poco el gluten subimos la velocidad a 4 durante 5 minutos más, vamos que quede elástica y manejable. Retiramos el bol y lo tapamos bien para que la masa fermente en bloque durante un poco más de una hora en un sitio cálido, a unos 24º.

Este debe ser el aspecto de la masa antes de la fermentación en bloque

Pasado el tiempo, en mi caso ha estado fermentando una hora y veinte minutos, sacamos la masa y la colocamos sobre la encimera.

Aspecto de la masa después de fermentar
Preparando la masa para su división
Dividimos la masa en piezas de unos 65 gr aproximadamente y las boleamos, dejamos reposar cinco minutos tapadas con papel film o plástico.


Enharinamos la encimera con un poco de harina y estiramos cada pieza con un rodillo hasta formar un disco de unos 9 cm aproximadamente. Estirar con el rodillo con mucha suavidad sin oprimir y apretar en exceso la masa, estiramos ejerciendo una leve presión.

Formado
Sobre la bandeja en la que los vayamos a hornear colocamos un papel de horno y vamos depositando los discos hasta completar la bandeja. Los colocamos dejando muy poca separación entre ellos, así evitamos que se resequen al hornearlos.

Reposo
Los cubrimos con plástico transparente, para evitar que se resequen o se les forme costra y los dejamos reposar en lugar cálido hasta hasta que hayan crecido y estén ligeros al tacto.

Listas para hornear
Justo antes de introducirlos en el horno, que previamente habremos calentado a 250º, pincelamos con mucho cuidado los bollitos con mantequilla derretida y espolvoreamos el parmesano rallado por encima.

Con parmesano
Introducimos en el horno en posición media, con fuego arriba y abajo, y bajamos la temperatura a 205º. los tendremos horneando durante unos 20 minutos o hasta que veamos que la corteza empieza a dorarse pero los lados permanecen blancos. Los bollos tienen que estar tiernos al apretarlos. Sacamos del horno y depositamos sobre unas rejillas para que se enfríen.

Ya horneados y enfriados

Aclaraciones/notas:

Por supuesto podéis sustituir el parmesano rallado por sésamo y tendremos los bollos de hamburguesa de siempre, o no ponerles nada para lo cual pintaremos con mantequilla antes de entrar en el horno y nada más salir. Para conseguir la mantequilla derretida, con la que pintar los bollos, introducirla en el horno cuando se está calentado un minuto y la tendréis lista.

Resultan unos bollitos muy tiernos que se conservan muy bien durante un par de días envueltos en un paño de algodón. También podéis congelarlos, para comerlos basta con sacarlos un par de horas antes y estarán perfectos.

Merece la pena hacerlos ya que llevan muy poco tiempo y trabajo, sólo tenéis que controlar los tiempos de fermentación y procurar bolearlos bien que ya sabéis que se nota en el resultado final. Por si alguien no sabe lo que es bolear aquí os dejo un enlace, de la página de Panarras.com, donde se explica qué es el boleado y cómo se realiza.

http://www.panarras.com/index.php/tecnica/tecnicas-de-formado/formar-una-bola

Por si necesitáis algo más visual, a ver que día me lanzo yo a grabarme haciendo estas tareas, os dejo un vídeo de la Cocina de Babette.

http://www.youtube.com/watch?v=xPvv5wCVvj4

Por último os dejo un corte del bollo para que veías como quedan por dentro, lleno de agujeritos pequeñitos.



Ahora sólo nos queda rellenarlos de lo que más nos guste y ¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

2 comentarios:

  1. Que pinta mas esponjosa tienen, y el quesico delicioso aunque supongo que habrá que estar pendientes del horno para que no se dore demasiado.
    Saludos panarras ;)
    mirecetario.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están buenísimos Jose. Sí hay que estar muy pendientes, sobre todo porque no tienen que dorarse apenas. Con mi horno es una guerra continúa porque lo que está al fondo se dora mucho y lo que está al lado de la puerta apenas, pero es lo que hay ;-)

      Saludos panarras también para ti :-)

      Eliminar