6 feb. 2015

Pollo con almendras y cilantro


Que el paladar cambia con los años es bien sabido, y el mío no iba a ser menos. Las especias siempre me han gustado, pero mi tolerancia al picante era prácticamente nula. Así que ahora que ya somos capaces de encontrarle el punto de sabor o de soportarlo, eso sí sin pasarnos, me arriesgo con la cocina india que he descubierto que me encanta. Esta llena de aromas, olores, colores, sabor y picante, pero sobre todo de especias y hierbas aromáticas que es algo que nunca falta en mi cocina.

Me encanta y me transporta el olor y el aroma que inunda toda mi casa cuando preparo algún curry o por ejemplo esta receta, no hay  mejor ambientador. Siempre he sido una amante del curry y los chutneys fueron todo un descubrimiento. Olvidaros del curry en polvo, no tiene nada que ver con los currys naturales, amarillos, rojos, verdes, el aroma y el sabor que desprenden despierta todos los sentidos, sólo hay que ajustar el gusto del picante a cada uno y listo. 

Esta receta que os traigo es sencilla y muy resultona, pero prepararos porque van a desfilar unas cuantas de la cocina india, así que preparar vuestras papilas gustativas, abrir vuestra mente y dejaros tranportar hacia países lejanos para disfrutar.

Esta receta es apta para intolerantes a la lactosa, ya sabeís que yo utilizo nata de soja, y celíacos.

Ingredientes (4 pax):

1,5 kg de pollo troceado - 50 gr de almendra - 1 cebolla grande o dos medianas - 4 dientes de ajo - 1 chile verde - jengibre (unos 5 cm) - 7 c/s de aceite de oliva - 1 c/c de canela - 1 1/2 cucharada de cilantro molido - 1 cucharada de comino molido - 1/4 de cucharadita de chile en polvo - 1/4 de cucharadita de cúrcurma molida - 1/4 cucharadita de pimentón dulce - 2 cucharaditas de sal - 1 cucharadita de pimienta negra molida - 4 cucharadas de hojas de cilantro picadas - 250 ml de agua - 170 ml de nata para espesar la salsa

Preparación:


Moler las almendras en un robot de cocina o en un mortero, reservar. Triturar la cebolla, el ajo, el chile y el jengibre en un robot de cocina o con un cuchillo pero sin llegar a hacer puré. Tiene que ser un corte muy fino.

Poner el aceite en una cacerola o sartén de fondo grueso y rehogar la mezcla de cebolla sin dejar de remover hasta que se doren. Incorporar el pollo y saltearlo removiendo constantemente durante 10 minutos o hasta que esté dorado.

Añadir la canela, el cilantro, el comino, el chile en polvo, la cúrcuma, el pimentón dulce, la sal y la pimienta y mezclar con el pollo durante unos 3 minutos hasta que la carne absorba todas las especias. Verter 100 ml de agua y remover durante 5 minutos a fuego medio, el agua se evaporará y dará lugar a una salsa espesa. Añadimos el resto del agua (150 ml) y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y tapamos. Dejamos estofar a fuego lento durante 20 minutos. Añadir en este punto 3 de las 4 cucharadas de cilantro picado y remover.

Mezclar las almendras que ya tendremos trituradas con 140 ml de la nata en una batidora hasta conseguir una pasta homogénea. Mezclar con el pollo y dejar cocer hasta que la nata con las almendras esté bien caliente, a fuego suave, unos 10 minutos. Antes de servir incorporar el resto de la nata y mezclar bien para conseguir una salsa cremosa y homogénea. Decorar espolvoreando el resto del cilantro.

Servir inmediatamente.

Acompañar de un buen vino, mucho pan y

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

1 comentario: