2 ago. 2011

Flores de calabacín rellenas ...


Estamos en plena época del calabacín, por lo que aprovecharé para publicar varias recetas de esta verdura tan versátil.

Para empezar, aprovechando que estamos en plena temporada, y sabiendo lo que me gustan, me trajo mi papi flores de calabacín del huerto. Hacía años que no las comía y me hicieron mucha ilusión, me trajeron recuerdos de mi infancia y de los yayos .....


No es habitual verlas en los supermercados, ni en las fruterías, pero si se tiene el privilegio de tener un huerto por lo menos una vez al año podremos disfrutar de esta exquisitez.

La Yaya y mi madre siempre las han hecho dulces, pero yo soy más de salado. Así que las mías saladas y rellenas.

Esta receta es apta para vegetarianos, si somos intolerantes a la lactosa y no tenemos la seguridad que la ricotta sea de cabra o de oveja la podemos sustituir por requesón de cabra.

Ingredientes para 2 personas:

20 flores de calabacín - 1 cebolla - 1 cucharada de requesón de cabra o ricotta - 2 tomates grandes - AOVE - sal - pimienta - orégano - azúcar

Preparación:

Lo primero vamos a preparar una buena salsa de tomate que nos sirva de base para las flores. Pelamos y quitamos las pepitas de los tomates, los cortamos en cuadraditos. Ponemos un cazo a fuego con un par de cucharadas de AOVE y agregamos el tomate, le añadimos sal y la cucharadita de orégano y dejamos que vaya reduciendo a fuego suave. De vez en cuando removemos y comprobamos como está de sabor, si vemos que está muy ácido iremos añadiendo azúcar hasta rectificar por completo. Procuraremos que los tomates estén muy maduros para evitar la acidez.

Mientras se nos va haciendo la salsa de tomate cogemos la flores del calabación y les quitamos el estilo o rabito interior. Dividimos en dos grupos de 10 flores, uno de los grupos de 10 flores lo limpiamos y cortamos en trocitos pequeños. Colocamos una sartén al fuego con dos cucharadas de AOVE, mientras se calienta limpiamos y cortamos muy pequeña la cebolla. Cuando el aceite esté caliente añadimos la cebolla y las flores de calabacín cortadas. Dejamos que vaya pochando a fuego lento, salpimentamos y cuando ya esté la cebolla doradita añadimos la cucharada de requesón con el fuego ya apagado. Removemos e integramos bien con el resto de ingredientes y reservamos, rectificamos de sal si es necesario.

Cogemos las otras 10 flores que nos quedan y con mucho cuidado las vamos rellenando con el preparado de cebolla que hemos realizado anteriormente. Las cerramos bien y las ponemos en la vaporera, las cocemos al vapor 2 ó 3 minutos nada más.


Emplatado:

En el fondo del plato colocamos la salsa de tomate y encima con cuidado vamos poniendo las flores de calabacín rellenas. Colocar el resto de la salsa de tomate en una salsera para servir al gusto.

Ahora ya sólo nos queda disfrutar de este estupendo plato.

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada