14 nov. 2011

Ensalada templada de tomate ...


Este plato es estupendo para una cena ligera, como entrante o incluso de aperitivo si las colocamos sobre una rodaja de pan ligeramente tostado.

Me apeteció hacer una ensalada distinta con los ingredientes que tenía en la nevera y se me ocurrió esta. 

Nos gustó bastante la verdad, para repetir. Resulta un plato muy sabroso y ligero ya que lleva muy poco aceite, y al prepararla con el tomate plancha rompe la monotonía de la típica ensalada de tomate con atún.

Os animo a probarla porque además su elaboración es muy sencilla.

Ingredientes 2 personas:

2 tomates grandes - 2 latas de atún al natural - 4 ó 5 pepinillos - 1 huevo duro - 1 cebolla tierna - aceitunas negras del Bajo Aragón - sal - orégano - albahaca - AOVE

Preparación:

En una fuente o bol vamos a ir mezclando los ingredientes de la ensalada. Cortamos la cebolla tierna en trozos muy pequeños, cuando la tengamos cortada la añadimos al bol. A continuación cortamos también en trozos pequeños los pepinillos y el huevo duro y los mezclamos con la cebolla. Abrimos las latas de atún, las escurrimos bien y las añadimos al preparado anterior, rectificamos de sal y mezclamos. Reservamos.

Ahora prepararemos el aceite con albahaca. En un mortero añadimos 10 hojas de albahaca fresca troceada y 50 ml de AOVE. Batimos para que se mezcle bien el AOVE con la albahaca. Reservamos.

Lavamos bien los tomates y los secamos con papel de cocina. Descorazonamos y los cortamos en rodajas no muy grandes de aproximadamente 1 cm.

Ponemos una plancha o sartén al fuego, rociamos con un poco de aceite y calentamos. Cuando esté bien caliente vamos añadiendo los tomates, mantenemos el fuego fuerte en todo momento. Los dejamos un par de minutos y les damos la vuelta. Así hasta que hayamos pasado por la sartén todas las rodajas de tomate.

Según vayamos sacando del fuego les vamos añadiendo un poco de sal y reservamos en un plato que mantendremos caliente.


Emplatado:

Disponemos las rodajas en el plato, si está caliente mejor, como más nos guste, en hileras, círculos ... Con dos cucharillas cogemos el preparado que teníamos reservado en el bol o fuente y vamos colocando una o dos cucharadas sobre cada tomate dependiendo del tamaño de la rodaja.

Adornamos con una aceituna negra, espolvoreamos con orégano y rociamos con el aceite de albahaca.

Servir inmediatamente.

¡¡¡A DISFRUTAR!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario