19 ene. 2012

Pimientos del piquillo rellenos en su salsa ...


En uno de esos días que no sabes qué hacer de segundo plato y que, como es mi caso, miras y remiras la despensa y el frigorífico en busca de la iluminación divina, se me ocurrieron estos pimientos.

Acierto, gran acierto, están exquisitos y además  nos pueden dar mucho juego, pueden ser un estupendo entrante, una tapa o un segundo como fue en mi caso. El corte de la foto me encanta.

Hace poco descubrí un nuevo término, de esos que clasifican a las personas según su alimentación, que soy "flexitariana". Os dejo enlace a la wikipedia 

Resumiendo flexitariano es aquella persona que en su casa lleva una alimentación vegetariana y sólo come carne muy ocasionalmente. Yo en casa no como carne, mi alimentación se basa principalmente en frutas, verduras, huevos y algo de pescado ya que tengo una gran carencia de omega3.

Como habréis comprobado en mi blog no hay recetas con carne, lo que espero que no os haga perder el interés, lo que plasmo en mi blog es lo que como y por eso lo comparto con vosotros sobre todo pensando en aquellas personas que quieren llevar (por el motivo que sea) otro tipo de alimentación. Sólo cometo un pecado, un gran pecado, el Jamón Serrano me encanta y por mucho que lo intente no puedo renunciar a él. Motivo de peso como para no poder ser nunca vegetariana, por lo menos por ahora. Además entiendo que ser vegetariano es una forma de vida y no sólo una manera de alimentarse o comer.

Y dicho todo esto vamos con la receta de estos pimiento que son aptos para vegetarianos, intolerantes a la lactosa y celíacos.

Ingredientes:

12 pimientos del piquillo en conserva (reservamos 2 para la salsa) - 6 aceitunas negras sin hueso - 200ml de nata de soja - 2 c/s de vino blanco - 200gr de queso rulo de cabra - 1 c/c de ajo en polvo deshidratado - 1 c/c de hierbas provenzales - sal - pimienta

Preparación:

Limpiamos de pepitas los pimientos y los secamos bien con papel de cocina. Una vez limpios y secos los reservamos.

Nos ponemos con la preparación del relleno. En un plato hondo o bol ponemos el queso rulo sin la corteza blanca que tiene y que habremos quitado con cuidado. Lo desmenuzamos bien con las manos y le añadimos la sal, la pimienta, el ajo deshidratado, las hierbas provenzales y lo mezclamos todo bien.

A continuación cortamos en trocitos pequeños las aceitunas negras que una vez listas las añadiremos a la preparación del queso que teníamos y volvemos a integrar bien. Reservamos.

Vamos con la salsa, en un recipiente más alto que ancho ponemos los dos pimientos que habíamos reservado, la nata de soja, el vino blanco y lo trituramos todo bien, rectificamos de sal. Una vez lista procedemos a calentarla y para ello la colocaremos en una cazo o cacerola en la que nos quepan los pimientos sin tener que ponerlos uno encima de otro. El fuego tiene que ser muy suave para que se vaya calentando sin llegar a hervir.

Mientras se nos va calentando la salsa vamos rellenando los pimientos, con dos cucharas pequeñas vamos cogiendo porciones del queso e intentamos darle forma alargada para que nos llegue al final del pimiento, una vez dentro con una de las cucharas nos ayudamos para que rellene bien el pimiento. Yo una vez que están rellenos con la mano aprieto bien la boca para que quede cerrado.

Procedemos así con todos los pimientos. Una vez que los tengamos rellenos los introducimos con  cuidado en el recipiente que tenemos al fuego y los dejamos a fuego suave durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Si la salsa no os cubre los pimientos, a mitad de cocción darles la vuelta.

Pasados los diez minutos ya los tenemos listos para proceder a emplatarlos o presentarlos como más nos apetezca.


Emplatado:

Como entrante podéis presentarlos en una bandeja en el centro de la mesa y que cada comensal vaya cogiendo.

Como plato principal, sea segundo o primero, colocar dos o tres pimientos en una cazuelita de barro.

Como tapa, sobre una tostada de pan de centeno o integral colocamos un pimiento y le ponemos una cucharada de salsa por encima.


Aclaraciones:

1 c/c: cucharadita de café
1 c/s: cucharada sopera

En la versión de tapa podéis sustituir el pan de centeno o integral por un rebanada de pan de chapata, por ejemplo. La nata de soja por nata normal, y el vino blanco por leche aunque no es lo mismo.

Espero que os guste y como siempre os digo .... ¡¡¡A DISFRUTAR!!!


2 comentarios:

  1. Acabo de descubrir que soy flexitariana yo también, la carne roja ni probarla, como mucho pollo, pavo y conejo... Me encantan estos pimientos del piquillo.. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues bienvenida al club ;-) yo la carne nada, ni roja ni blanca, ya me he acostumbrado. Me alegra que te gusten.

    Besos,

    ResponderEliminar