27 mar. 2012

Migas de bacalao con cebolla …



Cómo pasa el tiempo, hace cuatro días que pasaron las Navidades y ya estamos en Semana Santa, el inexorable paso del tiempo.

Bueno  la cuestión es que estamos en Cuaresma así que desde el Recetario Mañoso, de la mano esta vez de Susana de Delantal o Mandil nos proponen recetas de o para Cuaresma. Por cierto, muy bien explicado Susana ;-)

Me ha resultado difícil escoger una receta de mis dos maestras, ya que cocinaban y cocinan platos estupendos no sólo sin carne, sino sin pescado también. Recuerdo los huevos rellenos especialmente, siempre me han gustado mucho, pues me hacían esperar con alegría el viernes. Los viernes de cuaresma no se puede comer carne, algo que siempre me recordaba mi madre sobre todo si me iba algún sitio “Hija mía no comas grasa”, era un precepto que en mi casa todavía hoy se sigue al pie de la letra.

Como os decía recuerdo los huevos rellenos, las alcachofas con huevos (a este receta le quitamos la longaniza y ya es de cuaresma), los garbanzos de vigilia, el potaje de garbanzos, las patatas con congrio, los huevos con pisto, los huevos tontos, las judías blancas de ayuno, el bollo de sardinas, las torrijas, los crespillos, las rosquillas, los buñuelos de miel, etc, uf ….. cuantos recuerdos.

Así que en recuerdo de todos aquellos platos y porque hacía mucho, pero mucho tiempo que no lo comía me he decidido por este plato de bacalao. En mi casa no se llamaba así, a este plato se hacía referencia como “Fritada de bacalao”, pero como la fritada lleva ingredientes que este plato no lleva he preferido cambiarle el nombre para que no lleve a confusión.

Este es uno de esos platos no solo de Cuaresma sino también de aprovechamiento, ya que se utilizaban los restos que quedaban del bacalao y que no servían como decía la yaya para hacer un plato curioso o con presencia. Se desalaban esas migas que quedaban, se pochaban con mucha cebolla y ya tenemos un plato de aprovechamiento. Lo del huevo es opcional, vamos que no siempre se ponía, ya que siempre había un primero y este plato iba de segundo, a no ser que se hiciera para la cena que entonces sí que se le ponía el huevo. Aunque yo creo que era porque al yayo el gustaba más con el huevo, la sonrisa que ponía cuando lo veía lo decía todo.

Según la yaya no tendría presencia pero os aseguro que está buenísimo y lo más importante dificultad cero. Espero que os guste este plato de Cuaresma.

Este plato es apto para intolerantes a la lactosa, celíacos, amantes del bacalao y seguidores gastronómicos de la Cuaresma.

Ingredientes para 2 personas:

2 cebollas grandes de fuentes – 200gr migas de bacalao desalado – 2 huevos – AOVE – perejil – sal -pimienta

Preparación:

Pelamos y cortamos la cebolla en rodajas finas.

Ponemos 3 cucharadas de AOVE en una sartén, recipiente de barro, paellera, el que más os guste y cuando esté caliente agregamos la cebolla, salpimentamos y bajamos a fuego suave. Cocinamos tapado para que se vaya pochando lentamente.

En cuanto la cebolla comience a estar transparente y blanda añadimos el bacalao y rehogamos bien, tapamos y dejamos que se cocine lentamente hasta que adquiera este tono dorado. Remover de vez en cuando.



Cuando ya casi esté añadimos los dos huevos, ponemos un poquito de sal encima de la yema y tapamos para que se cuaje con el vapor. Cuando ya esté cuajado a nuestro gusto, yo lo prefiero con la yema casi sin cuajar aunque esta vez se me pasó un poco de tiempo, espolvoreamos el perejil por encima.

Emplatado:


Se puede comer directamente de la sartén o paellera, a rancho como decimos por Aragón, o colocando un huevo por plato y la mitad de las migas de bacalao.

Acompañamos con pan y un buen vino tinto, a  vuestra elección o gusto, aunque en Aragón tenemos muy buenos caldos.

Por cierto, tengo que hacerle un día un homenaje al yayo y publicar la receta de lo que se almorzaba el buen hombre todos los días porque es digno de mención.

¡¡¡A DISFRUTAR!!!

24 comentarios:

  1. Ana Cristina para mi gusto es delicioso y ten la certeza de que lo haré. Me encanta el bacalao.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra María Pilar, ya me contarás.

      Besos,

      Eliminar
  2. Coincido con Mª Pilar.
    Es un plato riquísimo y con bien pocos ingredientes se hace esta maravilla.
    No me canso de decirlo y es que nuestras yayas (las de todos) sabían un montón y eran de lo más apañadicas.
    Tendríamos que tomar muy buen ejemplo de ellas.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo Wivith, para mi es un orgullo cada vez que mi madre me dice que cocino igual que la yaya.

      Apañadas era poco, lo que eran capaces de hacer con tan pocas cosas la mayoría de las veces.

      Me alegra que te guste.

      Besos,

      Eliminar
  3. Joooooo que buena pinta, que sencillo!!! Me quedo con la receta... Con huevo uhmmmmmmm...

    ResponderEliminar
  4. Has tenido una estupenda maestra!! qué bien que recuerdes todos esos platos, ya puedes preparar otro!! Un besico muchas gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que he tenido mucha suerte. Sentía verdadera admiración por ella y no me perdía detalle de lo que hacía, pero lamentablemente se fue siendo yo muy pequeña.

      Besos

      Eliminar
  5. Ana, mi madre hacia una receta muy parecida, me la has recordado, muy rica, bsssssssssss.Sefa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sefa, me alegra habértela recordado.

      Besos,

      Eliminar
  6. Que buena propuesta. A mi todo lo que es bacalao me encanta!!!. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna,

      Pues ya verás como esta te gusta. Gracias por pasarte por aquí.

      Besos,

      Eliminar
  7. Que sencillo y delicioso se ve, para mi que sean dos huevos fritos que me vuelven loco ;) Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose,

      Oído cocina, marchando unas migas de bacalao con huevos fritos, jajajaja ;)

      Besos,

      Eliminar
  8. La verdad es que tiene una pinta muy buena con esos huevos fritos por encimo, voy por pan.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no son fritos, jajajajaja, aunque lo parece.

      Besos,

      Eliminar
  9. Has preparado con unos ingredientes sencillos un plato de lujo, nos alegra un montón que te hayas animado a participar con el Mañoso....gracias Ana. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer como siempre, espero poder publicar alguna más este mes.

      Besos,

      Eliminar
  10. Me gustaaaaaa¡¡¡ sencilla y contundente a la vez¡¡ esta me la guardo y además pongo en mi muro de cocina¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Ormaki, por cierto me parece genial tu blog Dieta baja en índice glucémico, así que me quedo por los dos.

      Besos,

      Eliminar
  11. Pues no se me habría ocurrido nunca y me parece un plato estupendo. Seguro que lo pruebo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raksha,

      Me alegra que te guste, ya me contarás ;)

      Eliminar
  12. Muy rico como quedan las migas, los 2 huevos le dan un toque especial. Felicidades

    ResponderEliminar