29 abr. 2014

Crema de alcachofa con queso viejo de oveja y crujiente de jamón

Crema de alcachofa con queso de oveja y jamón
Lamentablemente este año no pude acudir a mi cita, ya obligada, en Tudela donde en las Jornadas de exaltación y Fiesta de la Verdura se celebra la quedada twittera Verduras&Tweets que tan estupendamente organiza la Fundación Dédalo


Pero y como es una quedada tuitera, pues no me perdí nada porque estuve bien atenta a todo lo que se decía en twitter durante todo el rato que duró la charla. Eso sí no pude degustar nada de lo servido esta vez, la distancia es lo que tiene, pero sólo con ver las imágenes se le abre a uno el apetito.


Foto realizada por @AritzRica
Así que, y en homenaje a la maravillosa huerta de Tudela, y a las satisfacciones que me ha dado siempre esta quedada tuitera va esta humilde receta de crema de alcachofas por supuesto de Tudela.

Receta apta para intolerantes a la lactosa y celíacos, y por supuesto no os perdáis al año que viene este acontecimiento porque la verdura es muy buena para todos y homenajearla de vez en cuando no está de más como hacen todos los años en Tudela, así que ir apuntando esta fecha en el calendario para no olvidaros.

Ingredientes:

300 gr alcachofas de Tudela - 1/2 puerro (la parte más blanca) - 650 ml de leche semi de oveja - 6 trozos de queso viejo de oveja - un trocito de jamón serrano - aove - sal

Preparación:

Limpiamos bien las alcachofas retirando todas las hojas más duras y el tallo, cortamos en trozos y mantenemos en agua fría con limón y perejil para que no se ennegrezcan.

Mientras en la misma cacerola donde vayamos a cocer las alcachofas ponemos un poco de aove, como un par de cucharadas, y cuando esté caliente añadimos el puerro que previamente habremos picado. Pochamos y cuando empiece a estar transparente añadimos las alcachofas bien escurridas. Reservamos una alcachofa sin cocer para la decoración final.


Un par de vueltas con el puerro para mezclar bien, salamos y cubrimos con la leche.


Dejamos cocer hasta que estén tiernas, los últimos cinco minutos de cocción añadimos el queso, sin corteza y en trozos.


Retiramos del fuego y lo trituramos todo bien, seguidamente lo pasamos por un chino para que no nos quede ningún resto de los hilos de las alcachofas.



Nos tiene que quedar una crema suave, si una vez triturada veis que os queda un poquito espesa añadir un poquito más de leche, como unos 50ml más, aunque dependerá de vuestro gusto. Reservamos y mantenemos caliente.

Cortamos el jamón en juliana y lo aplanamos bien con el cuchillo, salteamos en el fuego hasta que quede crujiente o lo metemos en el microondas entre papel de cocina durante unos 30 segundos aproximadamente, dependerá de la potencia de vuestro microondas. Reservamos.

Justo antes de servir freímos en una sartén con un poco de aove la alcachofa que habíamos reservado, la fileteamos fina para dejarla crujiente.


Emplatado:

Servimos la crema en un plato hondo, o en un cuenco, o en vasos como hecho yo. Decoramos con las alcachofas fritas el crujiente de jamón y un poco del queso de oveja rallado.


Servimos inmediatamente.

Aclaraciones/notas:

Queda una crema muy suave, no penséis que porque el queso sea fuerte de sabor va a anular el sabor de la alcachofa, al contrario la combinación es perfecta.

Esta vez he utilizado Flor de Esgueva pero podéis utilizar cualquier otro queso de oveja como por ejemplo el Idiazabal o Roncal. Si lo hacéis con Idiazabal ahumado el sabor cambiará un poco pero os puedo asegurar que estará también espectacular.

Lo bueno de esta crema es que podemos ir jugando con los quesos utilizados para observar los matices que le aportan, por lo que podemos conseguir diferentes cremas según el queso utilizado.

Espero que os guste tanto como a nosotros y que esto sirva para animaros a comer alcachofas, que como veis esta es una de las muchas maneras de comerlas.

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario