2 mar. 2016

ARROZ SARASATE


Y como si nada ya estamos en Marzo y toca nueva receta del Reto Bardají, como pasan los meses y las estupendas recetas que las #FoodBloggersAragon preparamos cada mes.

Reto de este mes para mí "Arroces y platos ligeros" En este capítulo se incluyen arroces, pastas, platos ligeros e interiores. Ayy los interiores denominados hoy en día "casquería" que o te gustan o no, vamos que no hay termino medio. Y yo lo vi y me sentí atraída como una mosca a la miel, pero sobre todo cuando me encontré con esta receta que reunía en un mismo plato arroz, huevos y riñones.

Solucionado ya tenía mi plato de arroz e interiores!!! Y ha resultado ser un platazo y os explico por qué. La combinación está conjugada a las mil maravillas, los riñones tienen un marcado sabor (fuerte) que el arroz aligera un poco pero lo que lo convierte en un bocado delicado, suave al paladar y sobre todo al gusto son los huevos revueltos. Si coges sólo un bocado del arroz con los riñones sigue teniendo un sabor fuerte, pero si mezclas los tres ingredientes se convierte en algo suave y cremoso con un sabor delicado con ligero toque a riñones. Vamos un pleno.

Ingredientes:

4 riñones de cordero limpios - 6 huevos - 100 g de arroz - 225 ml de agua - 50 ml de nata - 1 cebolla mediana - sal - pimienta - azafrán - 1 c/c de jengibre en polvo - 50 g de puré de tomate natural - aove

Preparación:

Ponemos sobre el fuego una cacerola pequeña con dos cucharadas de aceite de oliva y la cebolla muy picada, añadimos el arroz y rehogamos hasta que veamos que la cebolla comienza a dorar.

Mojamos con el agua caliente, añadimos sal, especias al gusto (yo le he puesto pimienta y jengibre) y unos hilos de azafrán. Dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos y cinco más de reposo.

Salteamos los riñones de cordero cortado a trocitos pequeños en una sartén con aceite de oliva. Sofreímos a fuego muy vivo y cuando los trozos estén sueltos y con color de cocidos se retiran del fuego, se escurren para que suelten la grasa y agua que hayan producido y se mezclan con unas cucharada de puré de tomate. Reservamos caliente.


Preparamos los huevos revueltos con la nata, cuidando que el cuajado se produzca lentamente (al baño maría) y resulte una crema de color uniforme. Salpimentamos y reservamos caliente.

En un molde de forma redonda con agujero en el centro (rosca) o savarín repartimos el arroz. Lo prensamos bien y lo vaciamos sobre una fuente redonda. Llenamos el hueco central con los huevos revueltos y los riñones al rededor del arroz formando un cordón.

Servir muy caliente.


Y aquí tenéis las recetas que han preparado para este mes el resto de #FoodBloggersAragon

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario