7 abr. 2016

BLANQUETA DE TERNERA


Nueva receta del reto Bardají, este mes me tocaba "Carnes de matadero" y mi mala cabeza, despiste o llámalo "x" me llevó a elaborar una receta que ya estaba publicada y que se me había pasado por completo. No obstante, mi padre quedó muy agradecido de la estupenda menestra de cordero con la que le obsequié por su cumpleaños, entre otras viandas; pero yo que me las prometía muy felices tuve que volver a pensar qué hacer. Así que como segunda opción cociné esta blanqueta de ternera, que no desmerece para nada la primera opción elegida. Os dejo una muestra gráfica de la menestra.


"Es un guisado de color blanco o, mejor dicho, de color crema". Así comienza la receta en el libro y como podéis observar en la foto la descripción es exacta. Es un estofado de ternera muy fácil de elaborar, no hay que freír la carne, ni pasarla por harina, ni sofreír las verduras. Sólo hay que blanquear la carne, y qué es blanquear:

"método asociado directamente al hervido, que utiliza las mismas técnicas, pero que se usa con el objeto de preparar un producto para un uso posterior como puede ser un estofado, salteado, etc, o bien como cocción de un elemento básico, como por ejemplo la leche."

Esto es lo que les cuento a mis alumnos de los cursos de iniciación que creo describe bastante bien el término culinario. De ahí el nombre de la receta "Blanqueta" Cómo debéis hacerlo o el proceso viene bien detallado en la preparación de la receta.

Yo que no soy muy amante de los guisos de ternera tengo que deciros que este me ha encantado, por su simplicidad, vistosidad y sabor, así que adjudicado al recetario doméstico. Recordar que el resto de @FoodBloggersAragon también publican hoy su receta, os he dejado los enlaces al final de la receta.

Y ahora sí, sin más demora, ni preámbulos vamos a cocinar esta estupenda blanqueta.

Ingredientes (4 pax):

850 g de morcillo de ternera - 1 zanahoria grande - 1 cebolla - hoja de puerro, la parte verde - tomillo fresco - perejil - laurel - hilo de cocina para atar el ramito - sal - pimienta blanca - nuez moscada - 30 g de mantequilla - 30 g de harina - 2 yemas de huevo - 50 ml de nata - patatas - espinacas

Preparación:

Cortamos la carne en pedazos no muy grandes y la dejamos en agua fría durante media hora. Pasado el tiempo la ponemos al fuego hasta que comience a hervir. Pasados dos minutos se retira del fuego y se pone la cacerola bajo el chorro de agua fría. Lavamos bien los trozos de carne y la cacerola y volvemos a ponerla al fuego cubierta de agua. Añadimos la zanahoria, la cebolla y el ramito compuesto por puerro, tallos de perejil, una hoja de laurel y una brizna de tomillo, todo ello atado para poder retirarlo después de cocida la carne. Le añadimos sal, pimienta blanca y una pizca de nuez moscada. Dejamos cocer a fuego lento hasta que la carne esté blanda, en mi caso más o menos una hora, y retiramos las verduras y el ramito.


En otra cacerola elaboramos un roux con la mantequilla y la harina. desliamos con el caldo de la ternera formando una salsa más bien espesa que clara (le añadí dos cazos y medio de caldo) y la dejamos cocer durante unos 15 minutos a fuego medio-suave, removiendo de vez en cuando.

En un tazón mezclamos las yemas de huevo y la nata con un poco de sal, batimos bien. Cuando la salsa esté cocida iremos añadiendo esta mezcla poco a poco sin dejar de remover con un batidor. Llevaremos a ebullición y la pasamos por un colador muy fino.


Sin más demora colocamos la carne en el plato y napamos con la salsa y así queda terminada nuestra blanqueta.

Como guarnición Don Teodoro recomienda acompañarla con unas patatas al natural (cocidas en agua con sal sin más) y unos champiñones cortados en láminas.

Yo le puse unas espinacas salteadas, que es lo que tenía por el frigorífico, y una patata asada en lugar de cocida.

Y ya tenemos nuestra blanqueta, que con el mismo procedimiento podéis elaborar un cordero lechal, lista para disfrutarla. A mí me ha encantado y seguro que a vosotros también os gustará este estofado tan sencillo de elaborar.


Aclaraciones/notas:

En el libro Teodoro recomienda espaldilla o algunos trozos de los pechos con ternillas, como yo no pude encontrar estas partes, he elaborado la receta con morcillo y os aseguró que se deshace en la boca. En melosa ni penséis ya que lleva demasiada grasa y tejido conjuntivo, a parte de que tiene menos sabor.

También nos recomienda elaborar la receta con estragón fresco cuando está en temporada o se puede conseguir. La próxima la pruebo así.

Para conservarla hasta el momento del emplatado o servicio es aconsejable conservarla al calor en baño maría porque no debe hervir.

Si podéis cocinarlo en olla de hierro, sea cocotte o no, os lo aconsejo ya que los guisos en este tipo de ollas se cocinan mucho mejor debido a que distribuyen mejor y durante más tiempo el calor.


Y ahora vamos a ver que han cocinado el resto de mis #FoodBloggersAragón

Paula "Churros"
María Pilar "Pato con naranja"

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada