5 may. 2016

CONEJO EN PIPARRADA


Pues sí, ya es primer jueves de mes, y aquí volvemos las #foodbloggersaragon con una nueva receta del #retobardají

Receta express porque la he elaborado en un plils, plas. Vamos que más sencilla no puede ser, y es que apunto he estado de no publicar. Pero no, que aunque una vaya apurada de tiempo, este reto lo cumplo porque últimamente es lo único que sale en este blog. En fin ... a ver si algún día soy capaz de organizarme y escribo todo lo que tengo pendiente.

Este mes me tocaban "Aves y caza" y a una que le gusta mucho el conejo pues lo tenía claro, la verdad es que con más tranquilidad hay unas recetas de conejo que caen seguro.

En vista de que el día de publicación estaba a la vuelta de la esquina y que el reloj corría deprisa en mi contra, decidí preparar la receta más sencilla que vi, por elaboración y por ingredientes, porque más reducida no puede ser; eso sí prepararos porque es un platazo.

Como explica el buen Teodoro, se trata este de un guiso de origen vasco que se aplica a toda clase de caza, sobre todo liebres y conejos. Pues ya saben ustedes, aplíquense el cuento y dispónganse a preparar este suculento plato.

Ingredientes (2 pax)

1/2 conejo troceado - 6 pimientos rojos - 3 dientes de ajo - aove - sal - pimienta - romero - tomillo - 80 ml de agua

Preparación:

Asamos los pimientos en el horno para poder quitarles la piel. Una vez asados los limpiamos quitándoles la piel y las semillas.

Salpimentamos el conejo y lo espolvoreamos con tomillo y romero, seco y algo molido. En una sartén colocamos el aceite de oliva y añadimos los ajos con piel y machacados. Cuando el aceite esté caliente añadimos el conejo y marcamos por todos los lados.

En la cacerola o fuente que vayamos a introducir al horno colocamos en el fondo los pimientos enteros y abiertos por la mitad, sobre ellos el conejo y encima los pimientos restantes de la misma forma que hemos descrito con anterioridad. Salpimentamos y añadimos el aceite, sin los ajos, de freír el conejo y el agua. Tapamos y llevamos al horno previamente calentado a 110º, con calor arriba y abajo, y dejamos que se vaya haciendo durante 1 hora u hora y media. Dependerá del horno y del tamaño del los trozos de conejo.


Como dice Teodoro hay que cocerlo muy mansamente.

Teodoro recomienda cocerlo en una cazuela de barro un poco más honda que las empleadas para bacalao y gulas, pero como una no tiene pues lo hice en la olla de hierro y así luego lo emplaté bonito.


Presentación:

Este paso ya es cosecha mía porque Teodoro recomienda comerlo en la misma cazuela, y a mí no me convenció.

Quitamos los pimientos superiores y junto con un poco del caldo de cocción los trituramos con la batidora hasta que nos quede una salsita suave y cremosa.

En el fondo de un plato hondo colocamos dos cucharadas de la salsa y encima disponemos el conejo, dos o tres trozos de los que nos quedan al fondo y terminamos adornando con tomillo limonero y romero fresco. Si no tenéis tomillo limonero podéis utilizar normal.

Y este es el resultado.


Vamos a ver que nos han preparado el resto de foodbloggers esta vez.

Beatriz "Cochifrito"
Susana "Flan de bacalao"
Marisa "Crema frita"


¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada