13 sept. 2011

Caballa en papillote con cítricos ...



Hacia días que no publicaba una receta con pescado, a lo mejor por que cada día voy comiendo cada vez menos o porque se van quedando guardadas y me olvido, así que he decidido ponerle remedio.

Esta es una receta sencilla pero muy sabrosa, al menos a mí me gusto mucho. Desde que hice la merluza en papillote me apetecía probar con otro pescado y me decidí por la caballa, de origen más humilde pero sabrosísima. Soy una entusiasta de los pecados azules, para mí la sardina es más exquisita que la merluza. Como se suele decir "para gustos colores"

Espero que os decidáis a probarla, os sorprenderá. La salvia ha sido todo un descubrimiento, se me ocurrió añadir una hojas por casualidad y resultó todo un acierto. Si no podéis conseguir salvia (fresca o seca) probar con albahaca, no le da el mismo punto de sabor pero está igual de bueno.

Ingredientes 2 personas:

2 caballas - 1 limón - 1 naranja - 5 hojas de salvia - 1 puerro - 2 zanahorias - 2 dientes de ajo - sal - AOVE - papel de aluminio

Preparación:

Limpiamos bien las caballas, procurando que no queden espinas, es un poco laborioso pero merece la pena. Las espinas más pequeñas las podemos quitar con unas pinzas. Una vez que tengamos los filetes, nos saldrán más o menos grandes dependiendo del tamaño de las cabllas, les ponemos sal y reservamos en una fuente con la parte de la piel hacia abajo.

Exprimimos el limón y la naranja, cortamos las hojas de salvia en trocitos y las añadimos al zumo. Regamos por encima de las caballas, que teníamos reservadas, el zumo con la salvia y dejamos en maceración mínimo media hora.

Mientras lavamos los puerros y la zanahoria, utilizar sólo la parte blanca del puerro, y los cortamos en juliana. Precalentar el horno a 190º-200ºc.  Ponemos una sartén a calentar con dos cucharadas de AOVE, cuando esté caliente añadimos el puerro y la zanahoria y lo dejamos durante 20 minutos hasta que esté bien pochado. Pasado este tiempo, retiramos del fuego y escurrimos bien el aceite.

Con el aceite que nos ha sobrado refreimos los ajos laminados. Recortamos 4 hojas de papel de aluminio de unos 40 cm. de largo.

Repartimos en cada papel el puerro y la zanahoria. Colocamos un filete de caballa sobre la cama de puerro y zanahoria con la piel hacia abajo y vertemos una cuchara de postre del refrito sobre cada papillote. Antes de cerrarlo del todo repartimos el zumo que nos queda sobre los 4 paquetes.


Cerramos el papillote y horneamos a 180ºC durante aprox. 10 min. (hasta que veamos que el papillote se ha hinchado). Servimos inmediatamente, a poder ser, sin romper el papel para no romper su fragancia antes de comer.

 
 
Uhmmm, aún me acuerdo del aroma que desprendía al abrirlo.

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

1 comentario:

  1. Pues si, para gustos los colores... A mi me encantan los pescados al papillote (este con los cítricos me ha resultado de lo más sugerente) pero no puedo con la caballa jeje.
    Besicos y gracias por la idea

    ResponderEliminar