31 ene. 2012

Garbanzos con arroz …



Hoy os traigo un plato muy sencillo, sin dificultad alguna ni en preparación ni en ingredientes. Vamos que no hay excusa para no hacerlo, en media horita tenemos el plato preparado y reconforta en estos días de frío. Como veis una vez más os traigo un plato de cuchara.

Estos garbanzos los hemos comido en casa toda la vida, la yaya era experta en hacer platos sencillos y sabrosos. A mí la verdad es que los garbanzos me gustan de cualquier manera, y estos por su sencillez son la solución perfecta para esos días que no tienes nada preparado y que no sabes qué hacer.

La publicación de hoy se la dedico a mi amigo Carlos. Ayer pregunté que receta publicaba y él me pidió que publicara los garbanzos, así que aquí están.

Resulta muy satisfactorio saber que las recetas que publico se ponen en práctica sean tus amigos o no, pero me alegra y anima mucho más saber que tus amigos las hacen. Compartes la experiencia y te cuentan qué tal les ha salido, si han tenido dificultad a la hora de elaborarla, si la redacción de la receta es clara, vamos todas esas cosas que ocurren cuando te pones manos a la obra. Pero sobre todo y lo más importante, se animan a cocinar y a probar cosas nuevas.

Así que espero que los disfrutes Carlos y que te salgan ricos, ricos.

Receta apta para intolerantes a la lactosa, vegetarianos, celíacos y aficionados a la buena mesa.

Ingredientes para 4 personas:

400 gr de garbanzos cocidos – 75 gr arroz – 1/2 cebolla – 1 ajo – 1 huevo duro – perejil – 1/2 litro caldo vegetal – sal – AOVE

Preparación:

Cocemos los garbanzos en agua con sal y laurel hasta que estén tiernos. Prefiero cocerlos a la manera tradicional, pero si voy con poco tiempo o se me ha olvidado ponerlos a remojo (no sería la primera vez) los cuezo en la olla exprés. Si no tenéis tiempo o no os apetece utilizarlos de bote, eso sí bien aclarados, no pongáis directamente los garbanzos con todo el caldo del bote en la olla. Aclararlos o lavarlos hasta que desaparezca la espuma que sacan.

En un olla ponéis el caldo vegetal con sal a fuego fuerte, en cuanto empiece a hervir añadimos los garbanzos y el arroz y mantenemos el hervor pero bajando el fuego. Mientras se nos cuecen los garbanzos con el arroz preparamos el aliño. Si no tenéis caldo vegetal poner sólo agua y una cucharada más de AOVE en el majado que prepararemos a continuación. No os aconsejo poner un caldo fuerte de jamón o carne, ya que le quitaría parte del sabor principal al plato.

Pelamos y quitamos el interior al ajo y lo ponemos en un mortero, lo machacamos bien y añadimos un buen puñado de perejil (sólo la hoja) y volvemos a machacar. A continuación pelamos el huevo duro, lo troceamos groseramente y lo agregamos al majado del mortero, con cuidado lo vamos machando procurando mezclarlo bien con el ajo y el perejil. Añadimos un poquito de sal y una cucharada de AOVE, mezclamos bien y reservamos.

Cuando ya tengamos el arroz cocido, con un cazo cogemos caldo de la cocción y lo agregamos a nuestra mezcla del mortero, lo mezclamos bien y lo añadimos a la olla donde tenemos los garbanzos con el arroz. Si nos queda algún resto en el mortero volvemos a agregar caldo hasta que nos quede limpio. Rectificamos de sal si hiciera falta.

Removemos para que se integre bien y cocemos durante unos cinco minutos a fuego medio para que nos mantenga un hervor suave. Pasado el tiempo retiramos del fuego y ya tenemos listos nuestros garbanzos con arroz.


Emplatado:

En un plato hondo ponemos un buen cazo de garbanzos y acompañamos de un buen tinto crianza. Espero que os gusten.


¡¡¡A DISDFRUTAR!!!


1 comentario:

  1. Gracias por la dedicatoria! Este fin de semana la hago sin falta y te cuento la experiencia. Tiene una pinta estupenda y como dicen que viene una ola de frío van a ser una comida perfecta ;-)

    ResponderEliminar