14 dic. 2014

Crema de boniatos y rebollones salteados con crujiente de yema


Este otoño lo recordaré como el que descubrí el boniato. Fue precisamente con esta elaboración cuando me quedé prendada de él, y ya lo siguiente fueron los "Ñoquis de boniato" que curiosamente también llevaban rebollones o níscalos. Está claro que he apostado por esta combinación que me está dando muy buenos resultados y satisfacciones.

Sé que es muy difícil encontrar ya esta seta, pero si habéis sido previsores como yo y las habéis deshidratado podréis seguir disfrutando de ellas. Yo las utilicé frescas porque este plato lo elaboré a finales de Octubre.

Es la receta naranja, me encanta este plato pero sobre todo me fascina el color. Uno puede enamorarse de un plato por muchas razones y su cromatismo puede ser una de ellas.

Lo más complicado de esta receta es la manipulación de la yema, pero como todo es cuestión de práctica. La idea de esta yema la saqué de Diego Guerrero y de su famoso plato "Huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata" el problema es que no tenía ni baguette, ni pan de molde, sólo tenía hogaza, así que  hice lo que pude. Corté lo más fina que pude una rebanada, le quité la corteza y la puse sobre la yema de huevo. Es lo que tiene cuando se te van ocurriendo los ingredientes mientras estás elaborando la receta que no tienes el súper en la despensa, pero lo importante es tener recursos y de momento vamos dando la talla. Se nota que hace tiempo que no tengo abuela ;-)

Bueno vamos al lío, receta apta para intolerantes a la lactosa, vegetarianos, celíacos si sustituimos el pan por uno apto y amantes del boniato y las setas.

Ingredientes (2 pax):

1/2 puerro - 250 gr de boniato - caldo verdura - 1 c/c de jengibre en polvo - 1 c/c de cúrcuma - sal - pimienta - 6 rebollones - 1 diente de ajo - perejil - yema huevo - láminas de pan - aove


Preparación:

Lavamos y pelamos bien el boniato, procedemos de igual manera con el puerro. Una vez limpio el puerro utilizaremos la parte menos blanca, el resto lo guardaremos para otra elaboración.


En una cazuela ponemos una cucharada sopera de aove (aceite de oliva virgen extra) y cuando esté caliente añadimos el puerro cortado en trozos y el boniato, salpimentamos y dejamos dorar unos cinco minutos, a fuego medio, o hasta que el puerro adquiera un ligero color dorado, añadimos entonces el jengibre y la cúrcuma, mezclamos bien. A continuación, cubrimos un dedo por encima con el caldo de verduras (en mi caso era de cocer una borraja, como veis hay que guardarlo todo) y llevamos a ebullición. En cuanto hierva bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego suave hasta que el boniato esté tierno.


Mientras se cuece nos ponemos con la preparación de los rebollones que tendremos limpios. Cortamos en trozos y los salteamos hasta que estén dorados y un poco crujientes en una sartén con aceite de oliva virgen extra a fuego fuerte. Una vez añadamos los rebollones a la sartén, salpimentamos y añadimos el ajo y el perejil bien picado.


Una vez esté cocido  el boniato con el puerro lo trituramos todo en la batidora hasta que nos quede una crema suave y fina. Reservamos manteniendo caliente.

En un plato colocamos un trozo de papel de horno y sobre el colocamos la yema, que no tendrá ningún resto de clara. Sobre ella ponemos un poquito de sal y nuestra lámina de pan. Con mucho cuidado lo llevamos al microondas en posición grill y gratinamos el pan hasta que adquiera un ligero color dorado, máximo un minuto. No nos interesa que se haga la yema.

Emplatado:

En un plato hondo o bol ponemos la crema de boniato, con mucho cuidado y ayudándonos de una espátula de cocina colocamos la yema en el centro y alrededor los rebollones salteados. Regar con el aceite de saltear los rebollones.


Servir inmediatamente.

Aclaraciones/notas:

1 c/c: cucharada de café

La lámina de pan no me quedó muy bien como se aprecia en la fotografía, pero es que me resultó muy complicado poder sacar una lámina de una hogaza tierna, para la próxima estaré mejor preparada.

¡¡¡ A DISFRUTAR !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada